Emisiones CO2

¿Cumple nuestra industria con la reducción de emisiones?

Conozca el reparto de emisiones de CO industriales y cuál ha sido su balance de los últimos años.

El sector industrial representa el 8% del total de las emisiones promedio en la Unión Europea, y su compromiso es de no exceder en 2020 el 15% de las emisiones registradas en 1990.

Índice de contenidos

El mapa del CO2  en España

La comisión europea publicó en mayo las emisiones de COverificadas en 2016 que fueron de 246 millones de toneladas. Al igual que en años anteriores, los sectores que más dióxido de carbono producen son la generación de energía con carbón (32%); el refino de petróleo (11%) y la fabricación de cemento (10%).

Como se aprecia en el gráfico, las CCAA con más focos de emisiones coinciden en su gran mayoría con las más industrializadas: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Asturias.

En el mapa que se acompaña, podrá acceder al detalle de cada foco emisor, representado por un punto según sus coordenadas GPS, y situándose por encima del mapa interactivo. Los centros industriales representados están clasificados en cuatro tipologías según su potencial contaminante:

  • Tipo A > 1,5 millones tCO
  • Tipo B entre 0,5 y 1,5 millones tCO
  • Tipo C entre 0,1 y 0,5 millones tCO
  • Tipo D < 0,1 tCO

Contexto regulativo

El régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (o EU ETS) es el régimen multilateral de comercio de emisiones de gases de efecto invernadero más grande del mundo y un pilar principal de la política climática de la UE.

Bajo este régimen, cada Estado Miembro tiene un Plan Nacional de Asignación (o PNA) de Derechos de Emisión que especifica una cesta de emisiones de gases de efecto invernadero para centrales eléctricas individuales y otros focos importantes. Cada establecimiento tiene una cantidad de “derechos” o permisos de emisión para un periodo particular (ej. 2012-15). Para cumplir con el Plan, cada instalación puede, tanto reducir sus emisiones o comprar derechos de establecimientos con un exceso de permisos. Progresivamente que la asignación de derechos sean más estrictas para cada nuevo periodo, que fuerza una reducción en el total de emisiones hasta cumplir con el objetivo fijado para 2020.

Evaluación de la situación

Las emisiones industriales de gases de efecto invernadero están lejos de ser controladas en España. Todo ello a pesar de haber cumplido con el protocolo de Kioto gracias a la compra de derechos de emisión a terceros países por valor de cerca de 800 millones de euros y al descenso debido a la crisis económica.

Los valores de contaminación por este gas de efecto invernadero se sitúan muy parejos a los de hace cinco años, a pesar de que la emisión de CO procedente de focos industriales se redujo en 2016, rompiendo una tendencia de aumento en 2015 como consecuencia del moderado repunte en la recuperación económica.

Soluciones correctoras

El estado actual de la tecnología permite implementar soluciones viables que reduzcan las emisiones de CO2 en los actuales focos industriales. Éstas pasan por la captura y almacenamiento de este gas de efecto invernadero mediante diferentes procesos físicoquímicos:

  1. Captura de CO2 en postcombustión por procesos de absorción y aplicable a los grandes centros de generación por combustión:
    • Solución alcalina
    • Absorción física
  2. Captura de CO2 en postcombustión por procesos de adsorción
  3. Uso de membranas
  4. Gasificación del carbón como sustitución a la alimentación en centrales térmicas convencionales

Estas soluciones requieren de una fuerte inversión en muchas instalaciones. Por tanto, la solución a futuro deberá basarse en una planificación de la infraestructura de generación eléctrica que permita sustituir los combustibles fósiles más contaminantes, como el carbón o el fueloil, por otras tecnologías de generación más eficientes acompañado de la inversión en fuentes renovables.

Si te gusta, vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *