Balance energético de su hogar

Conozca el reparto de su gasto energético

Presentamos un método sencillo para obtener el balance energético de su hogar, negocio o empresa de forma que le permita saber cuál es el gasto por equipo o sistema consumidor.

Tome el control de su gasto energético para poder decidir dónde adquiere sentido priorizar las acciones de ahorro y eficiencia energética.

Método de análisis

Para la realización del siguiente diagnóstico energético simple son necesarias las siguientes tareas:

  1. Elaborar un inventario exhaustivo y completo de todos los equipos consumidores de energía.
  2. Recopilar los datos de consumo históricos de las facturas de electricidad, gas natural, gasóleo, etc.
  3. Cálculo del reparto del consumo con base a una estimación del factor de uso / carga de los equipos en función de su funcionamiento (puntual, contínuo, intermitente o estacional).

Siempre que se sea posible, se recomienda hacer uso de equipos de medida o monitorización de consumo que permitan validar el consumo energético entre los principales equipos. Existen diferentes tipos de medidores, pero los más habituales son lo analizadores de redes eléctricos que permiten medir de forma aislada o agrupada.

Caso práctico

Se ilustra el caso con ejemplo sencillo para un hogar medio de 90 m² ubicado en una vivienda en bloque de Madrid, con 2 habitaciones y 3 personas habitando el inmueble.

Paso 1: Inventario

El primer paso consiste en preparar el listado completo y exhaustivo de todos los equipos consumidores de energía.

Esta relación deberá incluir la siguiente información descriptiva necesaria para la caracterización del equipo:

  • Descripción
  • Ubicación (sala o habitación)
  • Número de componentes (p.e. en el caso de luminarias)
  • Potencia nominal (W) definida en los manuales o etiqueta de características técnicas del equipo
  • Potencia en modo stand-by (W), en el caso de que aplique (algunos electrodomésticos y aparatos electrónicos)

Para una aplicación más profesional, a modo de una pequeña auditoría, se debería anotar el número de serie, marca y modelo de cada equipo.

Se adjunta una foto con el resultado de este paso para el hogar seleccionado:

Inventario equipos consumidores

Paso 2: Histórico de consumos

Obtener el consumo medio por semana con base a la consulta de los contadores digitales que tenga instalado o medidores de consumo.

El consumo anual de luz registrado en las últimas facturas fue de 1.850 kWh. Este consumo es bastante uniforme en los meses adquiriendo un pico en los meses de verano por el uso del aire acondicionado.

Por la otra parte, el consumo de gas natural ascendió a 9.984 kWh, concentrándose en la temporada invernal (noviembre a marzo)

Paso 3: Reparto y validación

Repartir del consumo medio por equipo y semana. La semana elegida será la del análisis de forma que tengamos datos más actualizados posibles del tiempo de funcionamiento y sus consumos parciales.

Para ello se multiplicará la potencia nominal de cada equipo por el factor de uso y el factor de utilización de la potencia (carga media).

  • Factor de uso: número de horas / usos a la semana (p.e: 3 lavadoras puestas)
  • Factor de utilización de la potencia, FUP: potencia media de funcionamiento cuando está encendido (p.e: un microondas de 800W que se enciende a 600W para calendar la comida tiene un factor de carga de 75%)

En el caso de que se dispongan de medidas reales, el factor de uso / carga será el cociente entre el consumo real obtenido por el consumo nominal del equipo resultante de multiplicar la potencia nominal por el número de horas del período de medida (168 h semanales).

El total de consumo obtenido se validará con el histórico de consumo parcial verificado en los contadores del hogar, de forma que el ajuste del reparto con el acumulado real sea lo más preciso posible.

En caso que no se consiga el cuadre, se deberán revisar las hipótesis de reparto, ajustar las premisas de uso y de carga de los equipos, y repetir el cálculo las veces como sea necesario antes de cuadrarlo. Se recuerda que dicho método es estimativo, aunque puede establecerse una referencia con el apoyo de equipos de medida para un equipo o susistema en concreto y, posteriormente, extenderlo al resto.

Una vez que se tenga el consumo semanal con su reparto ajustado, se extrapolará el balance al global anual, considerando los ajustes de estacionalidad que corresponda.

Se recuerda que algunos equipos, por ejemplo los de climatización, tendrán un perfil de carga estacional. El perfil de demanda de estos sistemas podrá calcularse, de forma alternativa a la toma de datos de los contadores, con base a un indicador de referencia de las condiciones ambientales:  grados de refrigeración o de calefacción.

Resultado

Finalmente, se acompaña el resultado del reparto del coste energético (términos variables de consumo de gas natural y eletricidad) para el hogar analizado expresado en euros (impuestos IE y HC incluidos):

Coste energético

 

Obviamente el consumo dependerá del tipo de vivienda, del tipo y del uso que se haga de sus equipos consumidores. Para este ejemplo, el mayor consumo energético reside en la calefacción, seguido del agua caliente y de los electrodomésticos para cocinar alimentos (horno y vitrocerámica).

 

 

Si te gusta, vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *