DGT pegatina emisiones

Qué solución de movilidad es la más limpia y eficiente?

De un tiempo a esta parte se registran mayores restricciones de acceso en coche a los centros de las grandes ciudades, como es el caso de Madrid en días con altos índices de contaminación.

Conozca las opciones más interesantes para desplazarse en coche por esta ciudad o si está pensando en comprarse un vehículo nuevo que sea eficiente y sostenible.

Entorno normativo europea

La Comisión Europea sigue apoyando por la solución del coche eléctrico haciendo más restrictivas los límites de emisiones de CO2 y de NOx.

Recientemente se ha publicado una nueva regulación que propone reducir las emisiones en un 15% en 2025 y un 20% en 2030.  Estas medidas aplicarían a los automóviles y furgonetas comerciales pequeñas. Por tanto, este tipo de vehículos que dentro de 8 años emitan por kilómetro más de 95 g de CO2 (147 para furgonetas comerciales ) pagarían más tasas e impuestos y tendrán un uso en ciudad cada vez más limitado.

La presión recaerá también en los fabricantes que no podrán comercializar coches con emisiones de partículas mayores a las estipuladas. En este sentido, se aprecia una tendencia clara de resurgimiento de la gasolina frente al diésel que se irá acentuando en los próximos años. Esto se debe a que el gasóleo es un combustible más contaminante y que presenta un mayor esfuerzo de adaptación al cumplimiento de dicha regulación.

Ésta sería la séptima vez que se actualiza el reglamento de la Unión Europea de emisiones para automóviles, desde su aprobación en 1993. La última (Euro6), todavía vigente, data de septiembre de 2014.

Distintivo ambiental

Ha tenido gran popularidad la reciente iniciativa impulsada por la DGT (Plan Aire) para catalogar el parque de vehículos matriculados en España según sus emisiones.

Sin embargo, los resultados que se acompañan evidencian que queda mucho por hacer:

Según este gráfico con datos extraídos del portal de la DGT, menos del 1% del parque total de vehículos (coches, furgonetas, van…) son “ecológicos”. Esta estadística está bastante lejos de la media europea que es del 3% para vehículos eléctricos e hibridos.

Según la DGT se considera más limpios los siguientes tipos de propulsión para coches:

  • Cero emisiones:
    • Eléctricos puros (BEV)
    • Eléctrico de autonomía extendida (REEV)
    • Híbrido enchufables (PHEV) con más de 40km de autonomía
    • Pila de combustible
  • Etiqueta ECO:
    • Híbrido enchufables (PHEV) con menos de 40km de autonomía
    • Híbrido no enchufable (HEV)
    • Vehículos propulsados por gas natural (GNC o GNL)
    • Vehículos propulsados por gas licuado del petróleo (GLP)
    • Además, todos los anteriores deben cumplir la norma Euro 4 o superior para las modalidades de gasolina y Euro 6 para las de diesel como propulsión complementaria.

Sirva de referencia que la norma Euro 6, actualmente vigente,  establece, en turismos, el límite de emisiones de NOen 80 mg y 60 mg por kilómetro recorrido a una velocidad media de 30 km/h para motores diésel y gasolina, respectivamente.

Emisiones de los superventas

El IDAE ha publicado una base de datos con la información oficial de las emisiones y consumos promedio de los últimos modelos vehículos comerciales.

A continuación, se muestra una gráfico que compara estos valores para algunos de los modelos más vendidos en 2017, clasificándolos según tecnología de propulsión en estos grupos exceptuando los modelos eléctricos (emisiones cero):

  • Híbridos Enchufables PHEV
  • Autonomía extendida REEV
  • Híbridos no enchufables HEV
  • Combustión interna con diésel / gasolina y Euro6
  • Coches a gas natural GNV/GNC
  • Coches a GLP

(*) Nota: El consumo se expresa en las siguientes unidades: Gasolina, Gasóleo (incluyendo híbridos), GLP y Bioetanol: l/100km – Gas natural: kg/100km – Eléctrico: Wh/km. En los modelos híbridos enchufables sólo se indica el consumo en combustible. Para que sean comparativos, los modelos elegidos tienen motorizaciones bajas de 80 a 110CV.

Un coche eléctrico consume del orden de 12-15 kWh/100km lo que supone alrededor de 1€/100km considerando la carga en tarifa supervalle. Hay que tener presente que en los modelos PHEV y REEV hay que añadirle el coste del combustible adicional lo que los dejaría en unos 2 a 3€/100km. Le siguen los coches HEV  y los con motor diesel. Los modelos seleccionados con consumo más alto son los que tienen propulsión a GNC, GLP y, finalmente, los de gasolina.

El análisis de los datos muestra que no existe alternativa más económica a los coches  eléctricos, pues los nuevos combustibles (GNC y GLP) presentan un coste medio superior al diésel aunque algo por debajo de los de gasolina. Además, y en contra de todo pronóstico tampoco suponen una mejoría en la reducción de las emisiones como se puede apreciar gráficamente.

Análisis de emisiones CO2

Es necesario contemplar las emisiones directas e indirectas a la hora de hacer un análisis reguroso que permita comparar el CO2 que produce un vehículo de combustión interna con respecto a unoeléctrico puro.

Vehículo Eléctrico

En España, por cada kWh producido en una central de generación moderna, se emite unos 300 gr de CO2. El consumo medio de un VE a los 100km es de unos 15 kWh, con lo cual, las emisiones por 100 km serían de 4,5 kg de CO2.

Vehículo Gasolina

En el caso de un motor a gasolina, las emisiones medias de CO2 serían de 2,196 kg por cada litro de combustible, lo cual supone, para un consumo medio, de 5 litros a los 100km, un total de 10,98 kg
de CO2.

Vehículo Diésel

Para finalizar, en un vehículo con motor diésel las emisiones medias de CO2 son de 2,471 kg por cada litro de combustible, lo cual supondría que para que fuese igual de contaminante que su homólogo de gasolina, su consumo tendría que ser de 4,4 l/100km.
En resumen, el coche de combustión interna emite, al menos, el doble de CO2 que uno eléctrico de potencia equivalente.

Movilidad eléctrica: presente y futuro

La electricidad puede incrementar la eficiencia energética de los vehículos de carretera y contribuir a la reducción del CO2 en el transporte. Es la fuente de energía indispensable para el desarrollo de los vehículos eléctricos, incluidos los vehículos eléctricos ligeros, que puede contribuir a mejorar la calidad del aire y a reducir la contaminación acústica en las aglomeraciones urbanas o suburbanas y demás zonas densamente pobladas.

La Comisión Europea ha creado un grupo de trabajo sobre emisiones en conducción real (RDE, del inglés Real Driving Emissions). Este equipo ha estado preparando la introducción de un ensayo de emisiones en carretera mediante como parte adicional del proceso de homologación de automóviles, que reduciría la diferencia entre consumo y emisiones en el proceso de homologación y el real.

Se espera que la llamada norma Euro 6+ entre en vigor en 2017, y el actual comunicado realizado apunta a que pronto se publicará.

En resumen, la evolución de la movilidad eléctrica es imparable y Europa quiere participar del liderazgo del mercado de fabricación de este tipo de coches. Sin margen de duda, este tipo de normas y restricciones van orientadas en esta dirección, con la progresiva sustitución de la propulsión tradicional por otra más limpia.

Si te gusta, vótalo!
Resultado evaluación
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *